VIP XTREM 2012

El pasado 7 de julio de 2012, se celebró la 3ª edición de la VIP XTREM, un gran reto de BTT que transcurre por las montañas de Prades, con un recorrido de 125 Km y un desnivel acumulado de 3.500 m. Con salida y llegada del municipio de Vimbodí i Poblet. El número de participantes superó los 550, y entre ellos se encontraba nuestro compañero Javier García Fernández , que nos narra su experiencia en una mágnifica crónica. A ver si nos animamos para la próxima.

Ver: Crónica Vip Xtrem 2012

 

De nuevo por la Vía Verde de la Val de Zafán (Abril 2012)

Sábado 14 de Abril. Son las 6 de la mañana y nos encontramos con Esteban en el local de Tapisseria Rapit, para cargar las bicis en la furgo (diez), que con cuidado y protegidas con cartones vamos colocando. Una  vez cargadas partimos hacia Roquetes para de nuevo hacer el recorrido de las Vías Verdes: Baix Ebre, Terra Alta y La Val de Zafán.

Llegamos a Roquetes y aparcamos en la Avda. Val de Zafán, muy cerca del inicio de la Vía. Descargamos bicis y cargamos equipajes en el coche de Salva, que servirá de coche de apoyo, con el tiempo fresquito y amenazando lluvia, emprendemos la marcha. Nos vamos alejando de Roquetes, pasamos por Aldover y llegamos a Xerta, plaza de la Iglesia, donde nos espera Salva para almorzar. Tras el almuerzo empieza a chispear, nos despedimos de Salva, que dejará el coche en Cretas y retrocederá con la bici hasta encontrarnos, para hacer un  poco de piernas. La lluvia se hace más presente y hay que ponerse los chubasqueros  ya que llueve un poco, se para, parece que se aclara, vuelve a llover, será la tónica de todo el día. En compañía del Rio Ebro y naranjos, pasamos por la estación de Benifayet que está muy arreglada con servicio de Bar y Albergue y continuamos hacia Pinell de Brai, final de la Vía Verde del Baix Ebre. 26 Km. 19 túneles.

Parece que hay prisa y nadie se para, entramos en la Vía Verde de la Terra Alta, a unos 4,5 Km. nos desviamos al Santuario de la Fontcada, aquí sí que paramos y aprovechamos para caminar un poco por los estrechos del Rio Canaletas. Al cruzarlo todos nos hemos mojado un poco los pies y a Xavier  le ha resbalado la bici, pero por suerte no ha caído al cauce.  Tras disfrutar del entorno, subimos el fuerte pero corto repechón que de nuevo nos sitúa en la Vía. Continuamos pasando túneles, entre bromas y cantando el Cola-Cao vamos haciendo kilómetros dejando atrás las estaciones de Prat de Comte, Bot (nos encontramos con Salva), Horta de San Joan, y llegamos a Arnes-Lledó, final de la Terra Alta. 24 Km. 20 túneles, 5 viaductos.

Iniciamos la Vía Verde de la Val de Zafán, por el viaducto de 245m. que atraviesa el Rio Algás, frontera natural entre Catalunya y Aragón. Primera estación en tierras aragonesas, Cretas, nos desviamos a la población 1,5 Km. aprox. donde tenemos mesa reservada en el Restaurante “La Era”, amplio local, buen trato y buena relación calidad-precio y con una visión espectacular dels Ports. Tras la comida visita por el casco histórico de Cretas y cambio de conductor en el coche de apoyo, Antonio releva a Salva. Regresamos a la Vía continuando hacia Valderrobles, Torre del Compte, atravesando el espectacular viaducto del Matarraña, Valdetormo. El tiempo que venía amenazando nos obsequia con un fuerte diluvio, por suerte corto. Se vuelve a aclarar un poco y vamos alcanzando nuestro objetivo, la estación de Valjunquera. 30 Km. 4 túneles, 2 viaductos. Salimos a la carretera y en 3,9 Km. llegamos al “Hostal La Telleria”(Ctra.Alcañiz-Valderrobles) Tel.978 85 44 35  donde nos hospedamos. Antonio nos espera ya vestido de calle, reparto de habitaciones, ducha y paseo por el pueblo con viento, frio y posterior parada en el  único Bar-Centro Social del pueblo, donde caen unas cervecitas y más tarde regreso al Hostal.  

La estancia en el Hostal, pequeño pero muy familiar, fue muy agradable y el Restaurante, recomendable. También disponen de un pequeño Albergue.

Domingo 15 de Abril. El día amanece frio, tapado y con viento. Desayunamos y nos despedimos de Antonio que conducirá el coche de apoyo hasta Cretas, e iniciamos la aproximación a la Vía Verde en ascenso, que va bien para calentar. Ya en la Vía y de bajada ponemos un ritmo alegre, el viento, siendo más fuerte que ayer, no es excesivo y permite circular bien. Sin darnos cuenta llegamos a Cretas, paramos a hacer unas fotos y cambio de conductor, José Manuel reemplaza a Antonio. Volvemos a coger ritmo, nos despedimos de Aragón cruzando de nuevo el viaducto sobre el Algás, y entramos en la Terra Alta que como es habitual está más concurrida. Nos cruzamos  con grupos que van en ambos sentidos. El tramo  del Baix Ebre, de Pinell de Brai a Roquetes, vuelve a ser tranquilo aunque un poco más concurrido que ayer.  Atravesamos Xerta y enfilamos los últimos kilómetros a Roquetes. Esto se ha acabado, hemos disfrutado una vez más de esta entretenida Vía Verde.

José Manuel, nos ha reservado Mesa en un Restaurante, tras la tarea de cargar las bicis, disfrutamos del descanso y la comida, recordando los momentos vividos y planeando futuras salidas. Ahora hay que regresar a Barcelona.

Participantes: Jesús Cana, Xavier Caros, Esteban Coderch, Jesús Moraleda, Jordi Molinos, Enric Longaron, José Manuel Portero, Antonio Roldán, José Luis Sancenón, Salvador Trujillo.

 

Ver Video:  http://db.tt/nNi6ldUi

Ruta por la Segarra

15 de Octubre del 2011. 8,30h.

Granyena de Segarra, tierra templaría y agrícola. En esta salida fuimos a la aventura 8 templarios al lomo de las bicicletas (Albert, Esteban, José Luis, José Manuel, Josep María, Jesús, Rafa y Xavier) por caminos polvorientos y pedregosos, con un constante pedaleo nos disponemos a conquistar nuestro primer objetivo, La Panadella, lugar de almuerzo, a unos 18 km. del punto de salida, entre olivares y  campos labrados se nos ha pasado 1h. y media en llegar, ha valido la pena (huevos fritos, albóndigas, sardinas, embutidos, etc.). 

Después de haber llenado el “buche” lo clásico es pinchar, sin prisas pero sin pausas, empezamos realmente la aventura, con las primeras rampas serias, enfilamos en el término de Civit a buscar la población de La Cirera, dejando atrás un parque eólico en Montargull, iniciamos un descenso rápido, quedan aproximadamente unos 20kms. auténticos rompe piernas, con algunos tramos al 18%,  pero la belleza del lugar y la recompensa por llegar, hace que hagamos el último esfuerzo (chicos carne a la brasa), después de 5h y media, hemos dejado atrás las poblaciones de Savalla del Condat, Llorac, Suró, Cabestany, Montornes de Segarra y por fin Granyena, punto de salida y llegada.

Distancia 62,06 Km.

Altitud máxima 867 mts.

Altitud mínima 570 mts.

Desnivel acumulado 1.192 mts.   

      “HASTA LA PRÓXIMA”

Nocturna a Collserola

Estamos bajando por Sant LLatzer, finalizando la ruta del domingo (25-09-2011) y Esteban vuelve a comentar que tenemos que organizar una nocturna, que es muy divertido. Dicho y hecho, no lo demoremos más, enviamos un e-mail y el próximo viernes 30 de Septiembre quedamos a las 21h en “Els  Mistos”.

Llega el viernes y ahí estamos trece locos con variopinta iluminación, frontales, focos como el de José Maria que parece iluminar un campo de futbol y otros más o menos aceptables. Algunos ya han hecho nocturnas, pero la mayoría nos estrenamos esta noche.

Empieza la aventura subiendo por Sant LLatzer, – al principio te encuentras extraño pero enseguida te habitúas a la oscuridad y al campo de visión que te proporciona la luz-. Alcanzamos el Coll de la Ventosa y miramos atrás contemplando el espectáculo que ofrecen los puntos de luz . Seguimos por   Can Ferrer, la pista hacia la carretera del cementerio, pista y trialera hacia Can Coll, una pequeña caída de Salva sin consecuencias graves. Continuamos hasta “El Pepe”  donde disfrutamos del ambiente nocturno del vecindario, saboreando los bocatas, el vinillo, y los más viciosos los chupitos.

La estancia es agradable pero hay que continuar, salimos hacia el parque a coger la pista del Acueducto, y en el furor de la noche Esteban dice ¡vamos por los Cazadores!, hay silencio pero efectivamente al llegar al desvío hacia Can Coll giramos, llegamos a Can Coll y enfilamos la pista hacia La Font dels Caçadors, la verdad es que a pesar de la dureza de la subida, la noche la envuelve en un ambiente de tranquilidad, que hasta resulta agradable y parece más suave.

El grupo se ha ido distanciando y poco a poco vamos llegando al collado junto a la carretera de Cerdanyola. Algunos hemos de madrugar mañana y decidimos volver por la carretera. Otros alargan el recorrido continuando hacia el Forat del Vent, Font Groga, Can Borni y Carretera de les Aigues.

El domingo, en la salida del Club, recordamos la experiencia que ha sido muy grata y divertida, “efectivamente de noche las cosas son diferentes”. Ya estamos pensando en la próxima, y si puede ser con luna llena.

José Luis Sancenón

La Transpirenaica (Tramo: LLançá – Sant Joan de L’Erm)

 

                                                                 

 La Transpirenaica es la Ruta de BTT que atraviesa los Pirineos, enlazando el Mediterráneo con el Cantábrico. Hacerla entera en una sola vez, exige muy buena forma física y tiempo ya  que entre 12 a 16 etapas es lo que se necesita. Otra alternativa, es hacerla por tramos. En el 2007 hice el tramo de LLavorsí-Senegüe y cuando Salva me comenta que tiene unos días de vacaciones en Mayo, le propongo hacer el tramo de LLançà a LLavorsí, aunque él ya la ha hecho entera, no le importa repetir ya que hace años que la hizo, comentando el realizarla por la variante de la Collada Verda y la variante Norte por La Cerdanya-Alt Urgell, que no conoce. 

Estando de acuerdo, calculamos cinco etapas, saliendo de Barcelona el 19 de Mayo y regreso el 23. Estas fueron las Etapas:

19/05/2011.- 1ª Etapa: LLançà – Albanyà.  70 Km. p.r. 5,32 h. v.m. 12,25 Km.h.

Cogemos el tren a las 6,29 h. en Sant Andreu Comtal, llegando a LLançà a las 8,45 h. Iniciamos la aventura con las primeras rampas que nos van alejando del mar dirección a la ermita de Sant Silvestre de la Valleta que contemplamos desde la pista continuando con fuertes rampas para remontar la sierra de la Baga d’en Ferran, descender a Vilamaniscle y seguir dirección Rabós d’Empordà al que se entra por un puente de piedra atravesando el pueblo en ascenso (vamos recordando la ruta que hicimos en Abril de 2007 LLançà-Castell de Requesens) y llegamos a Espolla, Vilartolí para seguir por pista ancha con carteles de Zona Militar y con restos megalíticos como el Menhir de Santa Fe, contemplando al fondo el Castell de Requesenes, dejamos esta pista cogiendo a la izquierda pista que en descenso nos lleva a Cantallops y a la carretera que cruzando en La Jonquera la nacional de Barcelona a Francia sigue hasta Agullana. Continuamos por pista en buen estado a Darnius y la carretera de Maçanet de Cabrenys, viendo un Restaurante que tiene buena pinta, llevamos 48 Km. y las piernas piden descanso. 

Tras dar cuenta de una buena paella, salimos del Restaurante y cogemos la pista asfaltada a la izquierda que nos conduce al Pantano de Boadella que se encuentra en su nivel máximo presentando una imagen que no es habitual, lo bordeamos hasta su extremo cruzando un puente sobre el río Amera transitando por el” espai natural de Penya-segats de la Muga” hacia el Coll de la Creu d’Ocells. Iniciando el descenso a Sant LLorenç de la Muga. Pueblo amurallado que conserva cuatro torres y tres puertas de entrada, hacemos una breve parada y seguimos la carretera 6 Km. hasta Can Carreras Casa de Turismo Rural a 1 Km. antes de Albanyà junto a la ermita de la Mare de Deu del Palau, donde nos hospedamos. La Casa (autentica de pagès) está muy bien y el trato excelente.  Terminamos la tarde acercándonos andando a Albanyà  para estirar un poco los músculos y hacer apetito para la cena

20/05/2011.- 2ª Etapa: Albanyà – Camprodon.  68 Km. p.r. 6,00 h. v.m. 11 Km.h

Salimos de Can Carreras, contemplando al fondo las montañas que nos esperan. Atravesamos Albanyà (240 m) y cogemos la pista de Bassegoda, 14 Km. en constante subida hasta el desvío a la pista que nos lleva al Coll de Riu (1000 m) tramo corto pero terreno muy pedregoso con pendientes muy fuertes y duras en su tramo final. Desde el Coll de Riu, para recuperar la respiración, iniciamos un precioso y largo descenso de 10 Km. hasta Sadernes (300 m). Un señor mayor se nos acerca a preguntar sobre el estado de la pista para ir con coche y  se enrolla contándonos su vida, la charla es agradable y de paso descansamos un rato.

Dejamos la tierra para seguir por carretera secundaria, parando a contemplar el viejo puente de piedra sobre el río LLierca, hacia la Masia de Can Banal y la carretera que va a Oix, con un pequeño tramo de pista por el lecho seco de un río que hay que hacer a pie. De la carretera de Oix, sale la pista de Sant Pau de Seguries, asfalto y tramos de cemento, con durísimas rampas del 15% de desnivel hasta el Coll de Carreres (650 m), un pequeño respiro hasta el Hostal de la Vall de Bac (600 m) donde cogemos agua (fuente) y hacemos una breve parada, ya que todavía nos queda superar un desnivel de 350 m hasta el Collado de Sant Pau (950 m).  Por suerte está nublado y no hace excesivo calor, no me lo imagino en verano. Por fin alcanzamos el collado, un kilometro más y entramos en Sant Pau de Seguries (840 m), pasamos por la Pl. Generalitat  en la misma carretera a Camprodon donde vemos el Restaurante Can Baral.la, nos bajamos de las bicis, y si ayer las piernas pedían descanso hoy piden auxilio. Preguntamos si sirven comida, ya que es un poco tarde, y por suerte nos dicen que si, seremos los últimos en servir. El Menú de tres platos, bebida y postre por 9€  nos sorprende.  

A la salida del Restaurante encontramos dos ciclistas vascos, que ayer  vimos entrando en Albanya y con uno de ellos coincidimos en Can Carreras, pero  no sabíamos que era ciclista, también están haciendo la Transpirenaica, comentamos la dureza de la etapa, uno se le ve en buena forma física y animado pero el otro está tocado, no saben que hacer si continuar o quedarse en Camprodon, de momento se han quedado sin comer. Nos despedimos de ellos y continuamos por la carretera, antes de cruzar el río Ter cogemos una pista a la derecha que transcurre paralela al río en un tramo suave y muy bonito, después de pasar por debajo de un acueducto salimos a la carretera  a un kilómetro de Camprodon. Nos hospedamos en el Hostal Els Avets Ctra. de Molló, 3, casa de dos plantas la primera con cuatro habitaciones destinada a Hostal y Restaurante y la segunda, vivienda de los dueños, un matrimonio muy agradable que nos hicieron sentir  como si estuviéramos en nuestra propia casa.

21/05/2011.- 3ª Etapa: Camprodon – Bellver de Cerdanya. 97 Km. p.r. 6,50 h v.m. 13,10 Km.h. 

 Atravesamos Camprodon a estas horas desierto, a coger la carretera de Setcases hasta pasado LLanars donde nos desviamos hacia Abella para iniciar la variante de la Collada Verda. En la parte alta del pueblo sale la pista que conduce a la Collada Verda (1595m) son 7 Km. de fuertes pendientes y tramos muy duros superando un desnivel de 400 m. Superada la Collada, con constantes subidas y bajadas, llegamos a Pardines, vemos una tienda de comestibles antigua en las que te venden de todo, de las que ya quedan pocas, compramos un poco de fruta y bebida, tomándonos un respiro, e iniciamos el descenso a Ribes de Freser, para coger la carretera de Ribes a Puigcerdá hasta Roquesblanques y por pistas a Planoles, fin de la variante. Continuamos hacia Planés a coger en la parte alta del pueblo la pista de la Collada de Toses, transcurriendo por el valle hasta Toses para afrontar la subida a la Collada, cuya dureza se vio incrementada por fuerte lluvia en los últimos kms. Alcanzada la Collada nos refugiamos en el antiguo Hotel y enseguida paró de llover. En este punto iniciamos la variante por el norte de la Cerdanya y el Alt Urgell. Seguimos la carretera en  descenso hacia el Camping de Queixans, donde comimos.

Tras el relax de la comida, retomamos la ruta, no viendo claras las indicaciones del Libro de Ruta, posiblemente modificada por la realización de obras, ya que se trata de una edición bastante antigua. Por lo que decidimos ir en dirección a Puigcerdà a coger la N260 hasta Bellver, que era lo que más conocíamos, dando una vuelta del carajo, haciendo unos cuantos kilometros de más, pero en esos momentos y viendo que el tiempo empeoraba, consideramos lo más seguro. La carretera nos permite ir a un buen ritmo, llegamos a Bellver y buscamos la Fonda Biayna c/Sant Roc,11 tel: 973510475 a pocos metros de la Plaza Major, no teníamos reserva pero no tuvimos ningún problema. Se trata de una casa señorial del siglo XVII que pese a la modernidad, conserva la esencia de antigua fonda de pueblo de montaña (Está considerada como una de las posadas más antiguas de España). Totalmente aconsejable (precio 60€ habitación doble y desayuno).La visita de Bellver, en particular su centro histórico es obligado y pese al cansancio de la jornada el paseo por sus calles nos relaja. Culminando con unas buenas tapas en la Fonda.

22/05/2011.- 4ª Etapa: Bellver de Cerdanya – Sant Joan Fumat.79 Km. p.r.7,43h v.m.10,36 Km.h.

Salimos de Bellver (1025m) cruzamos la Nacional para coger la pista asfaltada que sube a Ordèn (1480m) desnivel que no está mal para empezar el día, y comernos los bocatas que nos han preparado en la Fonda con una pieza de fruta y un botellín de agua. De Ordèn continuamos hacia Talltendre (1580m) donde se acaba del asfalto y empieza el recorrido por pistas en mal estado hacia la masía de La Bastida (1735m) e iniciar un pequeño descenso al valle de La Llosa y remontar al pueblo de Viliella,  unos 3 Km. y salimos a la carretera de LLes a Cap del Rec,  giramos a la derecha, pensando en las cervezas que nos vamos a tomar en el Refugio.

Llegamos al Refugio de Cap del Rec (1985m) y nuestro gozo en un pozo, está cerrado, nos conformamos con un trago de agua un pequeño descanso y continuamos por la pista que sale de detrás del Refugio, ancha y en buen estado que en constante subida pero mucho más suave que el tramo anterior nos lleva al Refugio Pollineres (2150m), parking y aérea de picnic, dejando a la derecha la pista cerrada al tráfico que sube al Estany de la Pera, continuamos recto al refugio de Prat Miró, cogemos la pista de la derecha junto a una fuente que aprovechamos para llenar los bidones, afrontando el ascenso al Collado de la Font d’Aristot (2200m), punto más alto de la ruta. Después de todo el día prácticamente subiendo, disfrutamos de un descenso vertiginoso por buena pista con tramos pedregosos que hay que vigilar. Llegamos al desvío de Bescarán y giramos a la derecha continuando la pista hasta Arcavell (El libro de ruta indica llegar a Bescarán y ascender a Arcavell por el collado de Boloriu, mucho más largo). Es tarde y necesitamos reponer fuerzas, por lo que optamos por esta opción. Llegamos a Arcavell (1140m) en el Bar ya no dan comidas pero nos preparan unos buenos bocatas, las fuerzas ya estaban al límite. 

De Arcavell bajamos a la N-152 vemos a la derecha la frontera con Andorra, giramos a la izquierda para coger a pocos metros el desvío que cruza el río Valira dirección a Ars, cuatro km. de carretera en ascenso y llegamos al final de la etapa, la pedanía de Sant Joan Fumat, curiosamente a la entrada encontramos un monolito dedicado a Edmund Hillary primer alpinista en conquistar el Everest a pocos metros de Cal Pauet alojamiento rural y restaurante a pie de carretera donde nos hospedamos. La tranquilidad del lugar, la buena cocina típica de montaña y la hospitalidad, merece la pena considerarlo como final de etapa. Además ha coincidido que cierran por vacaciones siendo el último día que está abierto y somos los únicos huéspedes. (Cal Pauet La cuina de la Juanita Sant Joan Fumat tel: 973353484, cerrado los miércoles).

23/05/2011.- 5ª Etapa: Sant Joan Fumat – Sant Joan  de L’Erm.  27 Km. p.r. 3,02 h. 

A Salva le ha salido un compromiso en Barcelona para esta noche, siendo muy arriesgado llegar a LLavorsí como habíamos planeado ya que solo hay un autobús a Barcelona que sale a las 14,46 h. Por suerte la hija de Salva está en Barcelona y en estos casos sí que son útiles los móviles, y ayer quedaron en que vendría a recogernos con coche. Decidiendo llegar a Sant Joan de L’Erm y de allí bajar a la N-260 a la altura de Montferrer

El plato de embutidos que tenemos en la Mesa para desayunar, es descomunal, lástima que a estas horas de la mañana cuesta un poco, pero nos esforzamos ya que nos esperan unos cuantos kilómetros de duro ascenso desde el momento de montarnos en las bicis. A pocos metros de Cal Pauet se encuentra un cruce de carreteras, cogemos la que va a Ars (1380m), que ya divisamos al fondo. Salimos de Ars dejando el asfalto, continuando por pista, pasando por las Bordas del Ras de Conques hasta alcanzar el collado de la Creu de Ras de Conques (1930m). Hemos superado un desnivel de 930 m., pequeño descenso a la ermita de Santa Magdalena, para adentrarnos en la Valle de Sta. Magdalena, tramo muy bonito por la orilla del río de Santa Magdalena que cruzamos con bastante caudal de agua, para afrontar la subida por buena pista dentro del bosque a Sant Joan de L’Erm. (1720m) estación de esquí nórdico, donde se encuentra el Refugio de la Basseta, alojamiento y Bar-Rte. que ahora está cerrado. Fin de la variante.  

Tras un pequeño descanso comentando lo bonito de este corto pero intenso tramo, emprendemos el descenso por carretera hacia Montferrer 30 Km. (En kilómetros, hemos hecho los mismo que si hubiéramos llegado a LLavorsí) Ya nos esperan, cargamos las bicis, parando a comer en Ponts y  a media tarde estamos es Barcelona.

 

Ficha técnica

Recorrido: 371 Km. (redondeados)

Dificultad: Alta

Libro de ruta: Guia de Jordi Laparra (Tratándose de una de las primeras ediciones, la encontramos muy fiel, sustituyendo algunas pistas de tierra por tramos con asfalto)

 

 Ver Galeria de Fotos

Pantà de Sau-Rupit-Pantà de Susqueda-Sau (14/05/2011)

Salimos del parking del pantano cruzando la presa, a la izquierda sale la pista asfaltada que va al Hotel La Riba y Rupit. Cogemos la pista de la derecha girando a pocos metros a la izquierda por pista ancha de tierra, dejamos a la derecha un puente por el que regresaremos y continuamos recto, la pista se va empeorando   con algunos tramos pedregosos entre bosque se va ganando altura hasta la carena con una visión espectacular de las Cingles de Tavertet pasando por la Masia l’Aulet al Coll del Pendís, enlazando con la pista asfaltada que viene del Hotel La Riba y que nos lleva a Rupit  (17,50 Km.desde Sau), antes de llegar al parking, justo enfrente de las escaleras que llevan al Puente Colgante, se encuentra el Rte. Albert  en el que reponemos fuerzas con platos consistentes, ya que a partir  de aquí no se pasa por ninguna población. 

Tras el almuerzo-comida, retrocedemos unos  Km. hasta Sant Joan de Fabregas cogiendo la pista a la izquierda, pasamos por el Collet de Malafranda y por el Bosc de la Grevolosa, vamos descendiendo  al pantano de Susqueda, el recorrido bastante plano con pequeños desniveles,  transcurre por el margen  izquierdo del pantano. Llegamos a la Presa de Susqueda y nos encontramos con el paso cerrado por unas vallas, sin que anteriormente hubiera ninguna indicación de paso cerrado, dudamos un instante pero no hay otra alternativa que saltar las vallas, pasamos las bicis y al otro lado de la Presa nuevamente valla y repetición de la operación de alzar las bicis por encima. Salvado el  obstáculo continuamos bordeando el pantano.  Vamos disfrutando del paisaje, pero preocupados porque el cielo cada vez más negro amenaza tormenta, pronto suenan los truenos y empieza a caer agua cada vez con más fuerza, acompañada de fuerte granizada  con unos copos como pelotas de ping-pong. La característica  del terreno, no permite ningún  cobijo que no sea algún pequeño árbol o matorral, que poco protegen. 

El grupo se ha dispersado y cada uno lo pasa como puede, algunos previsores han traído chubasqueros que algo les protege y otros aguantamos a brazo descubierto el impacto  de los copos (que dejan huella),   el granizo para, cubriendo toda la pista de blanco, la lluvia continúa pero permite circular con cuidado y por fin cruzamos el puente que enlaza con la pista ancha que remonta hasta el pantano. 

Han sido diez kilómetros que no se nos olvidaran, y como suele ocurrir llegamos a los coches, para de llover y vuelve el sol.  La Ruta, salvo el episodio de la Tormenta, que una vez pasado gusta recordar, ha resultado muy bonita y agradable y a pesar de ser un grupo numeroso ” eramos doce” no ha habido más que un pinchazo, disfrutando de otra inolvidable pedalada.  

Datos técnicos:

Distancia total: 60 Km. Desnivel positivo: 1250 m. Horas de pedaleo: 5h. Dificultad: Media

Camí de Sant Jaume

De LLançá a Manresa (5/6/7 Marzo 2011) 

Aprovechando que el día 7 de Marzo, es fiesta en Barcelona, planificamos realizar el tramo del Camí de Sant Jaume desde El Port de la Selva a Manresa en tres etapas, saliendo el día 5 en tren hasta LLançá, que es la estación más próxima al Inicio del Camí  en la playa de El Port de la Selva.

Nos encontramos en la estación del Clot : Jesús Cana, Jesús Moraleda, Enric Longaron, Salvador Trujillo y José Luis Sancenón. El tren dirección a Cerbere, sale a las 6,53 h y llega a LLançá a las 9,15 h.

1ª Etapa: LLançá – Girona.  Km. 98,58. h.p.r. 6,37. v.m. 14,80 Km.h.

Tras los 8 km. de LLançá a El Port de la Selva, saboreando el paisaje de la Costa Brava, enfilamos la subida al Monasterio de Sant Pere de Rodes, que lo contemplamos en la lejanía. Son unos 7 Km. de fuerte desnivel con algún descansillo que te permite coger aire y poco a poco se va superando, teniendo cada vez más cerca la esbelta silueta del Monasterio y al fondo el mar del que nos vamos despidiendo.

Alcanzado el desnivel más fuerte de la etapa, emprendemos el descenso  por carretera hasta  Vilajuïga, continuando por caminos en algunos tramos asfaltados, pasamos por Pedret i Marzà, Peralada, Vilabertran, Figueres, Borrassà, Creixell y llegamos a Bàscara, donde decidimos parar a comer. El tramo de Figueres a Bàscara lo hemos encontrado mal señalizado agravado por las obras del Ave entre Creixell y Bàscara, que ha provocado algunos despistes, resultando pesado y estresante, por lo que disfrutamos aún más, si cabe, de la comida en el Restaurante Fluvià, local tranquilo, buena comida con un bufete libre de postres a base de flanes y puddings, que algunos repiten, y a buen precio. Como siempre, cuesta arrancar pero hay que continuar, todavía nos quedan unos cuantos kilómetros hasta Girona.

Este tramo es bastante suave, pasando una zona de bosques de chopos que la luz del atardecer realza y disfrutamos del paisaje. Entramos a Girona junto al Ter , paramos en un tienda de motos a ver si tienen cable del cambio de plato que se le ha roto a Cana y que le obliga a ir con el plato mediano, no hay suerte,  siendo la hora  que es y  sábado no hay posibilidad de encontrar ninguna tienda abierta, por lo que no queda más remedio que sufrir un poquito  el resto de la ruta. El remedio casero de colocar un palo para fijar el desviador, le permite quitarlo y poner el plato pequeño en los tramos más duros, le damos ánimos. Continuamos y encontramos sin problemas el Hotel donde nos hospedamos, situado a las afueras junto al Hospital, lo que  nos evita el agobio del tráfico del Centro de la Ciudad.  “ETAP alojamientos” (45€ habitación doble o triple).

La jornada termina en una Zona Comercial cerca del Hotel, viendo el partido Barça-Zaragoza y saboreando unas birras y pizzas, bien merecidas.

 2ª Etapa: Girona – Vic.  Km. 96,52. h.p.r. 6,31 h. v.m. 14,70 Km.h. 

 Salimos de Girona por el Parque de La Devesa a coger la Vía Verde del Carrilet “Olot-Girona”, entre huertos y bosques de chopos hasta Bescanó, continuando hasta Anglés donde almorzamos. De nuevo en la Vía Verde, Salva y Moraleda no pueden resistir la tentación de retroceder  a comprar Coca que hemos visto al pasar por una Pastelería, continuamos despacio, hasta que nos alcanzan y degustamos la sabrosa Coca.

Seguimos la Vía Verde en constante ascenso, aunque no lo parezca, pasando por: La Cellera de Ter, El Pasteral, Les Planes d’Hostoles, St. Feliu de Pallerols, para meternos en la Vall d’en Bas, en el Coll d’en Bas, encontramos un ciclista de la Zona, que desciende con nosotros a Sant Esteve d’en Bas, indicándonos el camino que debemos seguir. Salimos del pueblo cruzando la carretera a coger una pista ancha y llana que nos lleva a Els Hostalets d’en Bas (490m) el pueblo más conocido y típico de toda la Vall, paramos en su Plaza Mayor a llenar los bidones de agua fresa, una corta visita y las fotos de rigor.

Continuamos por la carretera GIP-5272 unos 500 m. encontramos un palo indicador del itinerario a pie, cogiendo la pista asfaltada que sale a la derecha y que nos lleva en un fuerte desnivel de 460 m. al vecindario de Falgars d’en Bas (950m), donde se encuentra la finca de La Coromina con diversos edificios dedicados a Turismo Rural y la iglésia de Sant Pere de Falgars. Tras recuperar fuerzas continuamos la pista, parando en un pequeño mirador a la izquierda a contemplar el impresionante Salto de Agua de la Coromina, el más alto de todo el Collsacabra, a pocos metros pasamos un puente sobre el río Fluviá y encontramos a la derecha el desvío a Cantonigrós que sigue el camino real de Vic a Olot por el Coll de Cabra, tramo muy técnico, pedregoso, hay que vigilar  no despistarse ya que encontramos algunos desvíos, transcurre entre encinares, robles y pinos, siendo uno de los tramos más bonitos del itinerario. 

Una vez en el Coll de Cabra, emprendemos el descenso a Cantonigrós, a pie de carretera se encuentra el Restaurante El Carreter, preguntamos si podemos comer y nos indican que hemos de esperar un rato, tras la espera la comida no defrauda, pero se nos ha hecho un poco tarde para continuar por la ruta del Camí que sale de Cantonigrós dirección L’Esquirol siguiendo el camino real Vic-Olot, que desconocemos, por lo que decidimos continuar por carretera a Vic. El tráfico es denso y la ausencia de arcén  hace bastante estresante este último tramo. Entramos en Vic y enseguida encontramo el Hotel Balmes donde tenemos hecha la reserva.

Hoy no hay partido de futbol y podemos pasear por Vic, que a pesar de ser domingo está muy tranquilo

 

3ª Etapa: Vic – Manresa  80 Km. h.p.r. 5,35 h.  v.m. 14,30 Km.h.

La salida de Vic es muy liosa no encontrando señales, la zona parece de reciente urbanización por lo que es dificil encontrar los puntos de referencia, preguntamos varias veces y al final ya un poco desesperados encontramos señales en dirección a Sentfores para continuar hacia Santa Eulàlia de Riuprimer y L’Estany donde llegamos ya tarde, haciendo un almuerzo-comida en el Bar-Rte. Grau. Salimos de L’Estany al coll de Sant Pere, siguiendo recto por el GR177-1 en dirección a Santa Maria d’Oló, vamos avanzando entre pinos, llegando al cruce con la carretera que conduce a Santa Maria d’Oló, las señales continúan por el GR hacia Urbissol. Nosotros nos equivocamos y cogimos la carretera en descenso a Santa Maria d’Oló, encontrando antes de entrar en la población, un palo indicador junto a una pista ancha por la riera d’Oló que parecía evidente. La seguimos cruzando constantemente la riera con bastante caudal y con tramos muy embarrados, sin encontrar ninguna señal, dándonos cuenta que nos habíamos salido totalmente de la ruta, pero tarde para rectificar, por lo que decidimos continuar por la pista en constante subida, hasta que salimos a la C-25.

Cruzamos la C-25 y por Avinyó, Artés, Cabrianes, La Sequia y el Par de L’Agulla llegamos a Manresa. Un buen recorrido por la población hasta la estación de Renfe, el tren está a punto de salir y nos toca correr pero llegamos a tiempo. Por fin nos sentamos y nos relajamos de este agobiante final. Recordando y comentando lo vivido estos inolvidables días.

Ver  galeria de fotos

 

Barcelona – Montserrat (GR6) en BTT

  El 15/01/2011 nos encontramos a las 8 de la mañana en Llars Mundet, para hacer la ruta de Barcelona a Montserrat siguiendo el GR6. Calentamos músculos subiendo por Mundet a la carretera de les Aigues, pas de rei, Sant  Medir, enlazando con el GR6 a Can Borrell, pi d’en Xandri, Monestir de Sant Cugat, saliendo de St.Cugat atravesando la B-30 pasando por el edificio de Catalana Occidente, el edifico de TVE, “es un tramo mal señalizado” , y continuar hacia Les Fonts pasando por las instalaciones de Hewlett Packard.

 Llegamos a Les Fonts de Terrassa donde almorzamos en el Casal cerca de la estación de FFCC . La ruta continua por urbanizaciones hacia la riera del Gaia, que ahora no se puede pasar por el cauce y han desviado el itinerario por pistas con bastante desnivel hasta bajar a la riera de Sant Jaume y remontar por  terreno pedregoso,  muy surcado que sin dura es el tramo más duro y  creemos que se ha alargado el recorrido.

  Poco a poco nos acercamos a Olesa de Montserrat, la atravesamos y cruzamos un puente a la carretera que nos lleva hacia Monistrol, desviándonos por pista en la Puda que tras unos buenos repechos bajamos a la orilla del río, continuando por pista ya más suave con un fuerte repecho al final, que nos lleva a Monistrol. Son las 14,30 y la subida hasta el Monasterio es larga y dura por lo que no nos arriesgamos y decidimos comer en Monistrol. Lamentamos no haber conseguido el objetivo propuesto, pero habrá otra ocasión. No obstante la ruta no ha estado mal, 62 Km. con tramos muy exigentes. El regreso lo hacemos con los ferrocarriles catalanes hasta Plaza España, satisfechos de otra bonita jornada de BTT.

Participantes: Salvador, Enric, Josep Maria, Xavier, Juan Luis, Esteban, Pedro y Jose Luis.     

 

Camino del Norte

Irún-Santiago de Compostela-Fisterra (Junio-Julio 2010) 

 En el 2008, hicimos la Vía de la Plata y en Santiago nos encontramos con un grupo que habían hecho el Camino del Norte, explicándonos su dureza y su riqueza paisajística. Nos lo pusimos como próximo reto del Camino de Santiago, y dos años después nos encontramos rumbo a Irún, para iniciar esta nueva aventura. 

Síntesis

El Camino del Norte, transita por el Pais Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia, transcurriendo por montaña y costa, con lo cual, los desniveles están garantizados superando los 1000 m. en algunas etapas. Pero compensados con ese contraste del paisaje rural y solitario y el de costa, que hace a este Camino, singular. 

Señales.- En lo referente a señalización, hay que ir con cuidado pues hay momentos en que te encuentras varias indicaciones innecesarias y otros en  algunos cruces que no hay ninguna y en particular en algunos núcleos urbanos como Ribadeo y las grandes ciudades, destacando Bilbao, cuesta orientarse y encontrar las señales. Hay que tener en  cuenta que la señalizaciones con los hitos de la vieira (concha) en el Pais Vasco, Cantabria y Asturias la parte estrecha indica la dirección a seguir y en Galicia es la parte ancha la que la indica. 

Albergues.- No hay la misma infraestructura que en el Camino Francés, pero para hacerlo en bici no hay ningún problema, en todas poblaciones importantes encuentras y si la capacidad es limitada, han proliferado los alberges privados a un precio asequible. 

Etapas.-  Lo hicimos en doce etapas hasta Fisterra “sin coche de apoyo “. Recorriendo un total de 966 Km. en 71,44 horas de pedaleo real. Aunque algunas Guías indican 13 etapas hasta Santiago de Compostela y con coche de apoyo. Creemos que 10 hasta Santiago y 2 a Fisterra,  es bastante razonable y te permite saborear el Camino.

 Detalle de las Etapas: 

26/06/2010 Primera Etapa: Irún – Zarautz  52 Km. 4,30 h. p.r. 

Hemos salidos de Barcelona a las 5,40 H. llegando a Irún a las 12 h. Buscamos aparcamiento  nos equipamos y nos dirigimos  hacia el Albergue con la intención de sellar las Credenciales, pero lo encontramos cerrado (abren  a las 16 h.). Hacemos la foto de rigor en la puerta e iniciamos el Camino. Debido a la hora que es, nos marcamos una etapa corta hasta Zarautz. 

Salimos por un camino rural rodeado de pequeños huertos en el barrio de Mugondo (Hondarribia) y entramos en las marismas de Jaizubia que abandonamos en pocos metros para iniciar la subida al monte Jaizkibel, pasamos por la ermita de Santiago continuando con fuertes rampas y terreno muy roto llegamos al Santuario de Guadalupe, un pequeño descanso merecido, y retomamos el ascenso por el camino que va a la Casa Forestal de Jaizkibel señalada en una curiosa piedra redonda que parece la piedra de un molino, seguimos las señales por un sendero que nos obliga subir a pie (se puede evitar continuando la pista). Retomando la pista en tramos que ponen a prueba la resistencia de las bicis llegamos a un desvío a la izda que indica Lezo, continuamos por esta pista que culmina a media altura la travesía de Jaizkibel y nos lleva en un duro descenso al inicio de los escalones que bajan al  núcleo urbano de Pasajes de San Juan con una impresionante visión de la bahía. Tras la comida nos acercamos al embarcadero de donde sale la barca que atraviesa la bahía a Pasajes de San Pedro (1,20 €). Salimos de Pasajes dirección a Altza y seguimos la N-I hasta San Sebastián  (variante aconsejable para bicis).Contemplando la playa de la Concha vamos saliendo del centro e  iniciamos la subida al Monte Igeldo atravesando diferentes urbanizaciones, en una de ellas al costado de un muro han colocado una mesa sillas, agua, sello para la credencial, agradeciendo ese signo de hospitalidad. Por caminos rurales de asfalto y tierra con algún tramo complicado de senderos pasamos Orio y llegamos a Zarautz (Albergue Ebro Etxea al lado del paso marítimo 40 plazas “donativo”). 

La etapa muy bonita, siendo corta en cuanto a Km. ha resultado dura, presagio de lo que nos espera. 

27/06/2010 Segunda Etapa: Zarautz – Gernika-Lumo  75 Km. 6,25 h. p.r. 

Salimos con las primeras luces del día por el paseo marítimo, desierto en contraste con el gentío de ayer tarde que era sábado, para coger la carretera que por la costa nos lleva a Zumaia población muy bonita también desierta a estas horas que nos permite contemplar con tranquilidad sus coloridas fachadas y sus empinadas calles, destacando la plaza del Ayuntamiento con el monumento a la mujer (escultura en bronce a tamaño natural). Desde aquí en constante subida  y una durísima rampa-muro de hormigón rayado se sube al cementerio y la ermita de Ntra.Sra. de Arritokieta,  continuando con asfalto para enseguida coger pista de tierra y piedras sueltas muy empinada hasta el área recreativa de Galarreta y el caserío de Elorriaga a la dificultad y desnivel del camino hay que añadir el saltar con la bici cargada por encima de las vallas del ganado en varias ocasiones. 

De Elorriaga en rápido descenso se llega a la N-634 que seguimos un tramo para evitar unas durísimas rampas de hormigón y enseguida retomar el camino hacia Itziar y Deba y afrontar la tortuosa subida a la ermita del Calvario con tramos de sendero que es imposible superar montados. El descanso en la ermita es obligado ya que hemos salvado un fuerte desnivel y aún nos quedan 30 Km. de constantes toboganes por el monte Arno hasta el collado de Arnoate y un largo descenso hacia Markina  muy delicado sobre todo en su parte final por el estado del terreno con grades surcos. 

Llegamos a Markina  con la adrenalina a tope. Nos relajamos en la comida mientras vemos que el tiempo empeora y puede llover, por lo que decidimos continuar por la carretera que transcurre muy  cerca de la ruta, evitando tramos no ciclables y senderos incómodos. Los 25 Km. a Gernika-Lumo a pesar de algunos repechones es agradable, destacando el paso por el núcleo rural de Bolibar cuna de la familia de Simon Bolivar que cuenta con una escultura. A pocos kilometros se divisa el Monasterio de Zanarruza en un entorno espectacular. El tiempo se mantiene nublado pero se aguanta sin llover. Entramos en Gernika-Lumo y buscamos el Albergue que es privado (Albergue Aterpetxea 40 plazas, habitaciones de 6 literas con sabanas.  Precio 19,05 €  incluido el desayuno).

28/06/2010 Tercera Etapa: Gernika-Lumo – Castro Urdiales  88 Km. 6,40 h. p.r.  

De Guernika, salimos por los jardines de la Casa de Juntas donde contemplamos el famoso “Gernikako arbola”, el árbol de Guernika. Abandonamos la población y nos enfrentamos con la primera rampa del día un repecho infernal de piedra suelta que por suerte es corto pero pone a tono los músculos aún dormidos. La ruta transcurre por bosques de eucaliptos, sendas herbosas que van superando colinas, caminos rurales y atraviesa el Monte Avril desde donde se divisa una espectacular panorámica  de Bilbao. 

Descendemos del Monte Avril a las calles de Bilbao, atravesando la ria con la visión del Museo Guggenheim, hacia el que nos dirigimos. Hacemos la fotos de rigor junto al Pupy y el Museo y nos acercamos a la Oficina de Información donde cogemos un mapa de la ciudad a ver si nos ayuda a salir junto con las indicaciones de la Guía que llevamos que marca ir por la BI-711 hacia Las Arenas. Cogemos una carretera tranquila pensando que bien lo hemos hecho, pero se acaba en la pared de una antigua industria, retrocedemos, preguntamos, empezamos a encontrar referencias de la ruta y de pronto nos encontramos en medio de la autovía por suerte hay una gasolinera cerca y nos indican que pasemos un puente sobre la autovía unos metros atrás y bajemos hacia la ria. Llegamos a un carril bici volvemos a preguntar y por fin estamos en la buena dirección continuamos hasta Las Arenas donde ya vemos el puente colgante que pasa a Portugalete. 

La travesía de Bilbao ha sido, al menos sicológicamente, más dura que las rampas de la mañana. Buscamos un restaurante para comer, y al rato vienen dos bicigrinos de Madrid que también se han perdido y a igual que nosotros se han metido en la autovía lo cual nos consuela un poco. 

Tras la tranquilidad de la comida nos acercamos al transbordador del puente colgante que cruza la Ría del Nervión a Portugalete. Cogemos la N-634, bastante tranquila y con una bonita vista de la costa. Llegamos a Ontón, hemos dejado el Pais Vasco y hemos entrado en Cantabria. Aprovechamos para descansar unos minutos, charrando con una vecina del pueblo que muy amablemente nos llena los bidones de agua fresquita y nos indica que la ruta por el interior señalizada unos metros atrás es muy dura y más larga, que continuemos por la carretera. Le hacemos  caso y poco a poco nos acercamos a Castro Urdiales. El Albergue se encuentra a la salida del barrio de Campijo c/Subida a Campijo s/n (al lado de la Plaza de Toros) a 1,5 Km. del Centro. 

El Albergue (municipal) es pequeño y está lleno, solo hay una litera libre pero tiene apilados colchones, esta noche a uno le toca dormir en el suelo. Salva se ofrece. 

Nos da tiempo de bajar al  Centro, el autobús Linea 1 sale de la plaza de toros. El paseo por el puerto y las calles de Castro Urdiales es una gozada. 

29/06/2010 Cuarta Etapa: Castro Urdiales – Santander  72,50 Km. 5,23 h. p.-r.    

Madrugamos un poco más que los días anteriores por el movimiento que hay en el Albergue, los que van a pie ya van saliendo y una familia vasca nos ofrece café y bizcochos, que agradecemos. 

La ruta continua por la misma calle del Albergue y va transcurriendo por la Vereda Costera encima de los acantilados gozando de la visión del Cantábrico, por sendas pastoriles y caminos rurales con alguna fuerte subida pero corta que por el valle de Liendo nos lleva a Laredo, a estas horas tranquilo. Una pequeña parada para reponer fuerzas, y continuamos en carril bici por el paseo marítimo de la larga playa de La Salvé hasta el arenal conocido como el Puntal  al que se accede por una  pasarela de madera, donde se coge una barca conocida como “El Gasolino” que te pasa a Santoña.

Atravesamos Santoña y seguimos un carril bici que pasa por los muros del penal del Dueso continuando hacia las playas de Berria y Noja, el Santuario de San Miguel de Meruelo y Güemes, donde se encuentra uno de los mejores albergues del Camino “La Cabaña del Abuelo Peuto” por su ubicación y la amabilidad de los hospitaleros. En la entrada nos encontramos con un peregrino polaco que enseguida entablamos conversación a pesar de su poco castellano pero con ansias de aprender. Al rato viene la hospitalera le decimos que no nos quedamos por que es muy pronto y queremos llegar a Santander lo antes posible  a ver si podemos llevar a arreglar la bici de Salva que lleva unos días con un ruido infernal del pedalier y el eje trasero. Preguntamos si dan comidas, nos dice que no pero que está esperando a los obreros que están reconstruyendo una ermita cercana por la que hemos pasado, y si queremos, podemos comer con ellos. La comida casera y la compañía muy agradable, no nos quieren cobrar nada, y dejamos un donativo. Lamentándolo nos hemos de marchar cuando empiezan a llegar algunos peregrinos que hemos ido encontrado por el Camino.

La dirección es clara hacia Galizano por una tranquila carretera comarcal en pleno paisaje campestre que enlaza con otra carretera con tramos de carril bici en la cuneta,  que nos lleva hasta Somo para coger el Ferry  que atraviesa la bahía hasta Santander.

Desembarcamos en el Paseo Marítimo y nos cuesta encontrar el Albergue, situado en un piso en c/Rua Mayor, 9-11 cercana a la Estación de Autobuses (privado 6 €). Mientras yo me quedo haciendo la acreditación en el Albergue, Salva aprovecha para acercarse a una tienda que le han indicado a ver si le pueden arreglan la bici.

Ha habido suerte, y Salva regresa con pedalier nuevo. Ya relajados, paseamos por Santander y vamos encontrando las señales del Camino “losas en las aceras” , al pasar por donde nos ha dejado el Ferry, teníamos una que no hemos visto.   

30/06/2010 Quinta etapa: Santander – San Vicente de la Barquera. 71 Km.  5,12 h . p.r

 La salida de Santander siguiendo las losas indicativas, no supone ningún problema y sin darnos cuenta abandonamos la ciudad. Esta etapa es suave y nos permite ir a un ritmo más rápido. Hay que destacar en su recorrido el paso del río Pas por el puente de piedra de Arce que conduce al pueblo de Oruña. La popular Santillana del Mar, que merece una visita, destacando la colegiata de Sta. Juliana, del siglo XII, una joya del románico. Cóbreces que nos recibe con un original monumento al peregrino situado delante de la barroca iglesia de San Martín del siglo XVIII de color rojizo.

Seguimos hasta Comillas donde comemos en uno de los restaurantes de la plaza de Santa Cruz . Continuando la marcha, saliendo de la población por los jardines del palacio de Sobrellano, sede de la Universidad Pontificia para coger el carril bici al lado de la carretera, que permite circular tranquilo. Y nos vamos adentrando en el Parque Natural de Oyambre con un paisaje de verdes pastos junto al mar que sin darnos cuenta nos lleva a la playa de Merón y la Ria de San Vicente, que atravesamos por el impresionante puente de la Maza que conserva  28 arcos de los 32 que tenía. Entrando en San Vicente de la Barquera,  las indicaciones al Albergue son muy visibles y  tras un dura pendiente por una calzada que nos transporta a la Edad Media, llegamos al final de esta etapa que nos ha dado un respiro en cuanto a desniveles  y nos ha ofrecido lugares difícil de olvidar.

La situación del albergue es inmejorable, en pleno casco histórico al lado de la iglesia de Ntra. Señora de los Ángeles con una visión impresionante del pueblo y los Picos de Europa al fondo. (Albergue El Galeón c/Alta 12, 44 plazas. Precio 5 €).  

01/07/2010  Sexta etapa:  S. Vicente de la Barquera – La Isla (Colunga)  91 Km. 6,21 h. p.r.

Salimos de San Vicente por el barrio de Las Calzadas y la carretera de La Acebosa que va superando suaves lomas, pasando por Serdio, Pesués a Unquera final de Cantabria y comienzo de Asturias, famosa por sus corbatas (dulce de hojaldre) que no pudimos resistirnos a probarlas. Continuamos hacia Colombres y Llanes donde encontramos una buena tienda de bicis que aprovechamos para cambiar el eje trasero de la bici de Salva que le sigue haciendo un ruido infernal y yo ajustar el cambio de plato que falla.

Seguimos hasta Nueva, y haciendo honor a que ya estamos en Asturias nos comemos unas “Fabes”.  Con nuevas fuerzas y disfrutando del paisaje llegamos a Ribadesella atravesando el paseo marítimo, y saliendo por el puente del Sella por una bonita carretera vamos ascendiendo hacia Abeu, dejando a la izquierda el desvío que indica el Albergue de San Esteban de Leces. Continuamos en descenso hacia la playa de Vega, pasando por las calles empedradas de Vega entre los típicos hórreos asturianos,  con autentico sabor de pueblo de montaña a pesar de estar al lado del Mar.

En unos tres Km. llegamos a Berbes, recorriendo sus calles y tras cruzar la carretera, afrontar una fuerte rampa pavimentada con grandes losas de caliza que imitan las calzadas medievales. Continuando por senderos herbosos y prados que a pesar de obligarnos en algún tramo a echar pie a tierra, nos ofrece un gran espectáculo costero, destacando la playa del Arenal de Moris y la paya de la Espasa. Este tramo, sin duda el más bonito de la etapa, nos saca a la carretera de Colunga  cerca del desvío a la Isla, pequeño y señorial núcleo perteneciente al Concejo de Colunga. El Albergue, está situado en la parte alta, a las afueras, sobre un acantilado y muy tranquilo, por lo que nos apetece bajar a comprar algo de comida para cenar y el desayuno de mañana y disfrutar de este idílico rincón.

(Albergue municipal 28 plazas, cocina, lavadero. Amplio porche con mesas. Precio 5 €.)          

02/07/2010  Séptima etapa:   La Isla  –  Avilés  79 Km.  6,20 h.  p.r. 

Nos vamos alejando de La Isla por caminos vecinales que nos acercan a Colunga y por sinuosa carretera vamos ascendiendo a Priesca  donde destaca la iglesia de San Salvador. Iniciando una bajada por sendero estrecho  y técnico, continuando por caminos rurales hasta Sebrayo y Villaviciosa. A partir de aquí empiezan fuertes subidas, por lo que aprovechamos para almorzar. La salida de Villaviciosa pasa por la iglesia románica de Santa Maria a coger la carretera a Amandi “cruce de caminos”, Camino de Santiago y Camino a Covadonga, hay que vigilar las señales ya que las del Camino a Covadonga son también de color amarillo y nos pueden despistar con facilidad. Continuamos a Casquita donde encontramos un hito blanco con la concha  que indica a la izquierda Oviedo “Camino Primitivo” y recto Gijón “Camino del Norte”.

En Casquita empieza la subida a Niévares, punto de partida de la dura ascensión al Alto de la Cruz (440 m de desnivel). La opción ciclable transcurre por la carretera de montaña VV-9 hasta El Pedroso que gira a la izquierda por la VV-8. dentro de un gran bosque de robles, abedules y pinos, que poco a poco nos lleva a  culminar este duro puerto. Unos cuatro km. de bajada hasta Peón, para de nuevo afrontar otra dura subida al Alto del Curbiello. Las señales, nos meten por un rierol pedregoso y con agua,  empujando las bicis. Se nos hace durísimo e interminable y no termina la odisea ya que una vez superado, el sendero está totalmente tapado. Salva logra pasar tirando la bici por encima de la vegetación y yo soy un poco más afortunado gracias a la presencia de un grupo que estaba paseando, que me indica que no hay paso y me ayudan a pasar la bici por encima de una valla, no sin esfuerzo, a unos campos y llegar a donde se encontraba Salva. Nuestro cabreo con nosotros mismos es mayúsculo, cuando ya pasado el Alto, vemos que había una opción para bicis, siguiendo la carretera AS-331 que hemos cruzado para meternos en el sendero.

Llegamos a Gijón, las piernas piden descanso y paramos a comer. La salida de Gijon siguiendo las curiosas señales “conchas metálicas de color cobre” no ofrece ninguna duda, recorre el paseo de la playa de San Lorenzo y nos va sacando de la ciudad por el corredor industrial hasta el caserío de Poago, donde encontramos una nueva muestra de hospitalidad, en una valla colgados un bidón de agua y un cestito de fruta con un letrero en varios idiomas con la inscripción “Solo para peregrinos”. Buen lugar para ponerlo, ya que aquí empiezan las primeras rampas de ascenso al Monte Areo extensa masa forestal de eucaliptos y pinos, que con calma vamos superando hasta alcanzar una pista que llanea y por caminos rurales pasando por diferentes aldeas vamos descendiendo de este duro pero espectacular tramo hasta alcanzar la carretera AS-19, cambiando el paisaje rural por el siderúrgico, que en 10 Km. de mucho tráfico y además lloviendo, nos entra en Avilés, prácticamente en la puerta del Albergue.(Albergue Pedro Solís.  60 plazas. Precio 5 € ) 

Si las dos etapas anteriores nos dieron  un respiro, la de hoy nos ha puesto las pilas. Calculamos un desnivel de unos  1100 Km. Pero todavía nos quedan fuerzas para después de la deseada ducha y aprovechando que ha parado de llover pasear por el casco antiguo que ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico, bien merecido. Y terminar con un buen tapeo acompañado de sidra, colofón de esta dura jornada.

03/07/2010  Octava etapa:  Avilés – Luarca  83 Km.  5,56 h.  p.r.

Por la noche ha estado lloviendo. Salimos de Avilés chispeando, con niebla,  y tarda poco en llover más fuerte, por lo que decidimos hacer la etapa por carretera N-632. ya que los caminos estarán intransitables. Encontramos un tramo de la carretera cortada porque las lluvias se han llevado gran parte de ella, pero con las bicis podemos pasar sin dificultad ni peligro. La carretera transcurre por tramos boscosos muy agradables y núcleos pintorescos que merecen pararse un rato, como Cudillero pequeño pueblo pesquero en la hondonada que por suerte la lluvia nos dio un pequeño respiro y pudimos verlo con calma y ser testigos de una filmación que estaban realizando con la gente ataviada con los trajes típicos de pescadores, que rompía la tranquilidad del lugar pero daba un tono festivo.

Siguiendo la costa asturiana, y cada vez más mojados llegamos a Ballota, a pie de carretera vemos Restaurante Casa Fernando que hacen un 10 % de descuento a los peregrinos y sellan las credenciales. El descanso de la comida se agradece más que otros días a pesar de no estar tan cansados. Salir del acogedor ambiente del Restaurante y ponerse de nuevo el chubasquero, cuesta, pero hay que continuar. Por suerte la autovía ha desviado el tráfico de la carretera y se circula tranquilo. Vamos pasando kilómetros, atravesamos Cadavedo y continuamos hasta Almuña a 2 Km de Luarca donde se encuentra el Albergue. (Albergue de Almuña, situado en la cuneta de la AS-220, 42 plazas. Precio 5 €).

 El quitarse las bambas mojadas es un autentico placer, e inmediatamente les metemos papel de periódicos para absorber el agua.  Acabamos la jornada en el único Bar que hay abierto viendo el partido España-Paraguay correspondiente al mundial de futbol.

04/07/2010  Novena etapa:  Luarca – Mondoñedo  98 Km.  5,43 h.  p.r.       

Salimos del Albergue a la carretera nacional retrocediendo 1 Km. para coger el desvío que entra en Luarca por el Faro y la ermita de Ntra. Sra. de la Blanca, que nos lleva al puerto marinero, recordándonos  Cudillero, pero más grande y bullicioso. Hacemos unas fotos y continuamos, agotando los últimos kilómetros por tierras asturianas hasta llegar a Figueras y cruzar la Ria del Eo por el puente de los Santos, frontera natural entre Galicia y Asturias, que nos sitúa en Ribadeo, provincia de Lugo. El paso por la calzada está prohibido para ciclistas y peatones, por lo que han habilitado a ambos lados una estrecha pasarela entre la baranda que da a la ria y la valla que separa la  calzada, dada la longitud del puente  parece que no llegues nunca a la otra orilla.

Ya estamos en Galicia. Nos adentramos en las calles de Ribadeo y las señales desaparecen, después de varias vueltas desembocamos en la N-634 y la seguimos aunque no es el itinerario que marca la Guía encontramos señales (es la ruta que pasa por Barreiros). A la entrada de Barreiros vemos Bar Moderno, sede del Club Ciclista Barreiros, con Menú del Peregrino 10€. Entramos, estamos solos y el dueño se enrolla enseguida con nosotros, nos pide que le dejemos ojear la Guia, nos cuenta alguna batallita cicloturista y la comida se alarga agradablemente. Tras sellar la credencial le hago una foto con Salva, como recuerdo de este momento, y continuamos la marcha hacia Lourenzá y Mondoñedo.

Entramos en Mondoñedo por el puente medieval de San Paio, pasamos por la plaza de la Catedral de Santa Maria, no vemos las señales de Albergue y preguntamos a unos peregrinos que nos indican que tenemos que ir a la policía local a hacer la acreditación. Una vez hechos los tramites, nos dirigimos al Albergue situado en la parte alta, es bastante nuevo, espacioso, y se encuentra en una zona muy tranquila.(Albergue municipal administrado por la policía local. 40 plazas. Precio 5€. 

Pasear tranquilos por las calles de Mondoñedo y en especial por la plaza de la Catedral considerada como una de las plazas mejor conservada, elegante y hermosa del Camino del Norte, es de nuevo una inolvidable recompensa al esfuerzo realizado.

05/07/2010 Décima etapa:  Mondoñedo – Sobrado des Monxes  98 Km. 7,28 h. p.r.

Salimos de Mondoñedo en duro ascenso por la carretera de Os Muiños. A pesar del fuerte desnivel que supera, “100 m. hasta el collado de Barbeitas”, el bosque, las cruces de piedra en la cuneta, los hórreos envueltos por la niebla y el chirimiri que nos cae, nos envuelve en este típico paisaje tétrico de Galicia, y  sin darnos cuenta alcanzamos el collado, haciéndose más suave.

A partir de aquí el camino transcurre por pistas senderos y caminos vecinales, en un entorno rural que después de las dos etapas anteriores que el tiempo nos ha obligado a hacer en su mayoría por carretera, lo disfrutamos más. Hay que destacar Gontán, El antiguo Camino Real de Mondoñedo a Vilalba pasando por el puente medieval de Ponte Vella, Goiriz con su impresionante cementerio neogótico, Vilalba extenso núcleo que rompe la tranquilidad de las Aldeas que hemos pasado, Alba donde también destaca la decoración neogótica del cementerio.

A 13 Km. de Alba se encuentra Baamonde, es hora de descanso, comemos en el Restaurante Galicia un local pintoresco, decorado con objetos de cine y objetos antiguos, que combinan a la perfección con el dueño del local, con una poblada barba blanca, poeta y actor según dice, que va pasando por las mesas interesándose por los comensales, algunos parecen ya habituales. Si ayer disfrutamos en Barreiros, hoy no ha sido menos, la comida ha resultado muy agradable en todos los aspectos. Nos despedimos del poeta y de la mesa de al lado, y de nuevo a pedalear.

Salimos de Baamonde por una tranquila carretera local  y enseguida nos adentramos en el bosque por el puente gótico de San Alberte pasando por la capilla del mismo nombre, continuando por pistas que van atravesando la carretera local hasta Miraz pequeño pueblo con Albergue de 14 plazas, al que nos acercamos a sellar las credenciales. Al mismo tiempo llega un coche, son los ingleses que estaban comiendo junto a nosotros en el Restaurante y que son los hospitaleros del Albergue, bromeamos por la coincidencia, nos ofrecen agua,  y nos volvemos a despedir.

El trazado continúa por pista con  tramos muy curiosos de losas de granito que aunque no hay mucho desnivel, cuesta pedalear, es el antiguo Camino Real de Sobrado, que transcurre por la sierra de Vilaldar. Combinando pistas y pequeños tramos de carretera local  con algún repecho que otro, dentro de la reserva natural del lago de Sobrado, nos vamos acercando a la histórica población de Sobrado dos Monxes, donde destaca el monasterio cisterciense de Santa Maria convertido en parte como Albergue.

La entrada a las dependencias del albergue por el claustro del Monasterio,  las salas habilitadas como dormitorios, las duchas al lado de especie de pilas bautismales, transmite tranquilidad y te transportan a la Edad Media. Si no fuera por el constante movimiento de peregrinos a pie y en bici que van llegando, que en un segundo te devuelven a la vida real.

El encanto del lugar y la proximidad a Santiago (62,5 Km) hacen del mismo parada obligatoria. Según la Guia tiene una capacidad de 44 plazas  pero tal como llegaba gente habilitaban alguna sala, seguro que pernoctamos muchos más, por si acaso conviene no llegar muy tarde. El precio es de 5€ y cierran a las 22 h. con puntualidad cisterciense. Nosotros hicimos amistad  con un grupo de peregrinos y charrando se nos hizo la hora sin darnos cuenta, llegando cuando el fraile de turno empezaba a apagar luces.

06/07/2010  Undécima etapa:  Sobrado dos Monxes – Negreira  85 Km. 6,26 h. p.r.  

Nos despedimos de la agradable estancia en Sobrado para recorrer por tranquilos caminos y pequeñas aldeas, los últimos kilómetros del Camino del Norte, hasta Arzúa (23,5Km) donde se conecta con el Camino Francés y se convierte en un auténtica romería. Los grupos son tan densos que circular con la bici es muy incomodo, por lo que algún tramo lo hacemos por carretera. Tras la duras rampas del tramo de Lavacolla, seguimos el sendero que bordea el aeropuerto y llegamos al Monte do Gozo, subiendo hasta su cima donde se encuentra una escultura dedicada al peregrino y a sus pies la ermita de San Marcos, aprovechamos para descansar un poco y sellar las credenciales. Continuando por una empinada carretera a la derecha de la ermita, descendemos hacia el extrarradio de Santiago divisando al fondo la Catedral, vamos entrando por sus calles hasta la plaza del Obradoiro.

Hacemos la foto obligada ante la Catedral, prueba de nuestra llegada a Santiago y continuamos hacia Negreira. La salida es rápida y fácil y de nuevo encontramos la tranquilidad. El Camino se hace muy duro por firme muy pedregoso y bastante técnico, sin ningún vestigio de población excepto algunos letreros que vamos viendo indicando Alto do Vento Menú, y que no llega nunca. Al fin, un delicado descenso nos lleva a la carretera, es el Alto do Vento y enfrente el Restaurante nos llama a gritos. El esfuerzo se ve compensado por unas riquísimas croquetas y un excelente guisado de pulpo con el correspondiente vinillo y cafecitos, que nos da fuerza para afrontar lo que nos espera.

Si la mañana ha sido dura lo que nos queda hasta Negreira se nos hace infernal, transcurre al principio siguiendo la misma tónica de camino pedregoso combinando con tramos de carretera local con fuertes rampas, que el calor, los efectos de la comida y las piernas que ya están al máximo de su rendimiento, hacen un sufrimiento cada pedalada, pero la moral continua y el destino nos ofrece una esplendida fuente donde nos refrescamos y nos relajamos un rato charrando con una peregrina italiana a la que hemos saludado a la salida de Santiago y viene muy descansada mientras a nosotros nos cuesta respirar. Nos comenta que está estudiando en Santiago y que ha empezado hoy a hacer el Camino a Fisterra, ahora lo entendemos.

El descanso nos ha ido bien y continuamos hacia Negreira, destacando el paso por  Ponte Maceira pequeño pueblo perteneciente al Concello de Negreira con el espectacular puente medieval de finales del siglo XIV que atraviesa el río Tambre, las casas de piedra, un señorial Pazo y los molinos rehabilitados en la orilla del rio. Lo plasmamos en imágenes y seguimos disfrutando del entorno. Pasamos por Barca, Chancela,  y  por fin entramos en Negreira, seguimos las señales hasta el Albergue que se encuentra a las afueras, solo tiene  capacidad para 20 plazas y nos indican que está lleno (La Xunta no permite hospedar en los Albergues más de su capacidad). Suponemos que debe ser bastante habitual esta situación, por que se han abierto dos Albergues privados. Nosotros nos hospedamos en el Albergue LUA Avda. de Santiago, 22 en el mismo centro, 40 plazas. Precio 9€, espacioso,  limpio, y un trato muy amable por parte de la hospitalera Pilar.

Al descargar las bicis, Salva que venia notando algo extraño al frenar, descubre una considerable raja en la llanta delantera, al ser frenos de zapata, es bastante arriesgado circular ya que en cualquier momento se puede clavar y provocar una caída. Por lo que no se atreve a continuar, sugiriendo que continúe yo solo hasta Fisterra, ya que él ya ha llegado cuando realizó el Camino Francés. De momento tenemos tiempo para decidirlo, ahora aprovechamos para visitar Negreira y saborear unas riquísimas empanadas caseras en un Bar de los que quedan pocos, el patio de una casa, un pequeño mostrador, tres mesas, ambiente de vecindario, donde parece que el tiempo se ha parado.

07/07/2010 Duodécima etapa:  Negreira  – Cabo de Fisterra  73,50 Km.  5,24 h. p.r.  

Decidimos que Salva se vuelve a Santiago donde intentará alquilar un coche y me recogerá en Fisterra. La Pilar le acompañará a la parada del autobús, me despido de los dos e inicio esta última etapa en solitario. La ruta transcurre por caminos que van evitando la carretera en constantes subidas y bajadas más suaves que las de ayer, hasta Olveiroa. Pasado Olveiroa se afrontan una serie de rampas duras hasta Hospital donde se encuentra el desvío a Fisterra a la izquierda y a Muxia a la derecha. A partir de aquí hay un tramo de camino muy pedregoso, hasta unas pistas de tierra en mejor estado que van carenando hasta descender a Cee para reencontrarte de nuevo con el Mar.

Pasar Cee es un poco caótico, las señales no son fáciles de seguir y al final sigo por carretera a Corcubión donde de nuevo aparecen las señales que van evitando  algún tramo de carretera. Me suena el móvil, es Salva que ya está en Fisterra, ha alquilado un coche y me espera en la puerta del Albergue. Me quedan pocos kilómetros, pero se hacen interminables. Por fin entro en Fisterra, me dirijo hacia el  Albergue. Me reencuentro con Salva y paso a poner el sello más deseado “Fin da Ruta Xacobea”. 

Ahora ya solo quedan los 3,5 Km. hasta el Cabo, que verdaderamente parece que sea el fin del mundo y no alcances nunca el pilón del Km. 0. Salva ha llegado antes y más descansado con el coche aunque su deseo a igual que el mío hubiera sido llegar los dos pedaleando, pero estamos muy contentos de haber conseguido el objetivo. Regresamos al puerto donde nos espera la celebración con unas riquisimas navajas, pescado, ribeiro, de esta nueva aventura que exceptuando los percances mecánicos, ha sido una gozada, y no ha defraudado las perspectivas que teníamos.

Regreso: Con el coche alquilado hasta Irún donde cogemos nuestro coche hasta Barcelona.

José Luis Sancenón – Salvador Trujillo

Ver galería de fotos

La Portals 2010. “Volta a Montserrat en B.T.T.”

El pasado 11 de Abril, se celebró esta Cursa organizada por el C.E.Lataca de Collbató, en la que se hacía un Homenaje al ciclista Josep LLuis Laguia y contaba con la participación de famosos ciclistas entre ellos Perico Delgado. El recorrido de 54 Km. muy variado y exigente partía de Collbató pasando por Can Masana, Marganell,  Monistrol de Montserrat, La Puda, Colonia Sedó, Collbató. Teniendo en todo momento la silueta de Montserrat como fondo, con largas subidas, otras más cortas pero intensas y vertiginosas bajadas haciendo la cursa dura pero muy variada. Con una Organización perfecta. Por parte del Club participaron: Enric Longaron, Jesús Moraleda, Salvador Trujillo y José Luis Sancenón, que con mayor o menor esfuerzo y tiempo, lograron realizarla y ponerse los mallots acreditativos de “La Portals 2010” , gozando de una agradable jornada de BTT.